Muchas gracias por entrar en mi cocina. Espero que sea de tu agrado y que te animes a probar estas recetas.

lunes

BROCHETAS DE PIÑA CON SALSA DE YOGURT


Podría ser perfectamente un postre para Nochevieja.: es fácil, es ligero y lleva piña, que es una fruta típica de este día.
Se lo vi hacer a Eva Arguiñano un dia en la tele y apunté la receta. Al probarlo descubrí que la piña caliente tiene un sabor impresionante ya que parece que todo su jugo queda concentrado en cada trozo y al masticarlo explota en la boca (ahora al leerlo no se a que anuncio me recuerda esto...).
En definitiva nos encantó. Incluso a mi hermano, que NO le gusta la piña.

Ingredientes:
-Una piña madura
-4 Yogures naturales
-125ml de nata líquida o leche evaporada
-2 cucharadas colmadas de azúcar (mas si te gusta muy dulce)
-Una cucharada de miel
-Media vaina de vainilla
-Dos trozos de peladura de naranja grandes
-200g de frambuesas y dos cucharadas de azúcar


En un cazo cocer las frambuesas con el azúcar hasta hacer una mermelada. Colar y reservar la salsa
Poner a calentar la leche con la vainilla, la miel y las peladuras de naranja.  Cuando humee dejar infusionar y dejar enfriar. Colar y reservar fria.
Cuando este fria añadir los yogures y el azucar y batir con batidora hasta obtener una salsa.
Partir la piña en gajos y éstos en cuadrados. Ensartarlos en palos de brocheta y pasarlos por una plancha caliente. Dejar dorar por todos sus lados.
Para emplatar, poner la salsa de yogurt en un plato, la piña recién sacada de la plancha encima y adornar con un poco de salsa de frambuesas.

Si se prepara con antelación la salsa de yogurt y la de frambuesas, la piña se marca en unos pocos minutos en la plancha (lo que costaría recoger la mesa para el postre)



sábado

BOLITAS DE CALAMAR


Un entrante ideal para una cena como la de Nochebuena. Fácil de hacer y con un resultado muy aparente debido al color negro del interior.
La base es la misma que la de cualquier croqueta y el toque que le da la tinta de sepia, tanto de color como de sabor, la hace distinta a las croquetas tradicionales.

Ingredientes:
-100g de mantequilla
-120g de harina
-1l de leche
-200g de anillas de calamar
-2 cucharillas colmadas de tinta de sepia
-1/2 cebolla
-Sal y nuez moscada
-Huevo y pan rallado de ajo y perejil para rebozar

En una sartén poner la mantequilla a calentar. Pochar la cebolla bien picada. Echar los calamares partidos en trocitos y rehogar. Añadir la harina y mezclar. Quedara una pasta grumosa.
Verter la leche en dos o tres tandas removiendo hasta disolver bien los grumos.
Cuando esté espesando añadir las cucharillas de tinta de sepia* y remover bien hasta tener una masa densa pero sin grumos. Esto se consigue trabajando la masa durante bastante tiempo (15-20 minutos) dejando que hierva a borbotones y revolviendo para evitar que se queme. Salar y añadir la nuez moscada.
Verter en un bol y cubrir con film transparente. Dejar enfriar
Formar bolas y pasarlas por huevo batido y pan rallado de ajo y perejil


* La tinta de sepia no es la clásica de las bolsitas de tinta para calamares en su tinta. Esta viene en unos tarros que se pueden encontrar en la sección de refrigerados de los hipers. Para mi gusto, tiene mas sabor y color que las bolsitas de siempre, aunque supongo que el resultado será el mismo si se utiliza la cantidad suficiente.

miércoles

TARTA DE NAVIDAD


Esta es la tarta que preparé para la cena de Nochebuena.
Por una parte, debía parecer de navidad, así que la cubrí de nata (por lo de la nieve jeje) y también tenía que saber a navidad, por lo tanto el relleno fue de turrón. Por último y no menos importante, la presencia tenia que ser espectacular por lo que la rodeé de un enrejado de chocolate fondant y este fue el resultado.
La idea la tomé del blog de La Juani de Ana Sevilla, que ha hecho un desplegable fenomenal de ideas para cocinar en navidades (aqui puedes verlo) aunque al final solo me quedé con una imitación exterior y el bizcocho de claras ya que el relleno fue el que utilicé en el tronco de Navidad de otros años.
Sale una tarta grande (comimos ocho y sobró la mitad) así que hoy día de Navidad nos comeremos el resto.
El relleno de turrón me gusta tanto que no soy capaz de dejar de meter el dedo mientras la estoy preparando, y la tarta en conjunto me gustó muchísimo ya que es " suave y para nada dulce " según palabras textuales de mi hermano.

Ingredientes:
Para el bizcocho:  (Yo doblé las cantidades. Para una tarta de seis personas es suficiente con las medidas que pongo)
-180g de mantequilla en pomada
-200g de azúcar moreno (se puede utilizar blanco)
-6 claras de huevo (alrededor de 220g si utilizas claras embotelladas)
-Una cucharada de aroma de vainilla Vahiné
-200g de harina de repostería
-Una cucharadita de Royal
-Una pizca de sal

Para la crema de turrón: (doblar las cantidades si se va a hacer una tarta grande)
-1/2l de nata para montar
-Una tableta de turron de Jijona
-Un sobre de gelatina neutra
-50g de leche
-50g de azúcar

Para el almibar:
-100g de licor mezclado con un poco de agua (yo utilice licor de avellana)

Para forrar la tarta:
-1/2l de nata para montar
-2 cucharadas colmadas de azúcar glas ( o más si te gusta muy dulce)
Para los adornos:
-Una tableta de chocolate de cobertura y un poco de mantequilla



Empezaremos haciendo  la crema de turrón. Montar la nata junto con el azúcar. Cuando esté casi montada (a falta de muy poquito) calentar la leche y disolver en ella la gelatina (debe quedar bien disuelta por lo que hay que insistir bastante). Agregar a la nata y acabar de montar. Desmenuzar el turron y añadir a la nata mezclando con movimientos envolventes para evitar que se baje. Tapar con film transparente y reservar un mínimo de dos horas en la nevera.
También podemos preparar con antelación los adornos de chocolate fundiendo al baño maría el chocolate de cobertura con un poco de mantequilla. En un papel vegetal extendido ir haciendo formas con el chocolate en forma de enrejado, ochos o lo que se os ocurra. La decoración debe de tener la medida de las paredes de la tarta, y la altura a tu elección. Dejar enfriar completamente

Para hacer el bizcocho, mezclar la mantequilla con el azúcar hasta que se integren bien ( se puede hacer con una batidora de varillas). Añadir las claras de huevo de poco en poco mientras se sigue batiendo. Agregar la vainilla líquida y mezclar unos segundos.
Por otra parte mezclar la harina con la levadura y la sal e incorporarlo a la mezcla anterior a cucharadas mientras se sigue batiendo.
Precalentar el horno a 180º
Forrar una fuente de horno con papel vegetal y verter la masa bien extendida por toda la superficie. Hornear hasta que se vea doradito. Sacar del horno y dejar enfriar.
Si se va a hacer una tarta pequeña, cortar la plancha de bizcocho en cuatro partes; si como hice yo queremos una tarta más grande, volver a hornear otra masa de bizcocho y cortar por la mitad de manera que cada una de las veces tengamos cuatro bases de bizcocho.

Una vez los bizcochos estén frios, poner el primero en la bandeja donde se va a presentar y pincelarlo con el almíbar. Cubrir con una capa generosa de crema de turrón y repetir la operación poniendo encima otra capa de bizcocho y crema. La última capa de bizcocho quedará sin cubrir ya que la cubriremos con la nata montada.
Repartimos la nata montada por la superficie y las paredes de la tarta alisando bien.
Por último, colocar los adornos de chocolate.

Parece un poco complicada de hacer debido a la extensión de las explicaciones, pero a la hora de ponerse manos a la obra no lo es tanto, sobre todo si preparas los rellenos y la decoración con antelación


lunes

GINGERBREAD

O MUÑEQUITOS DE JENGIBRE


Quién no ha visto nunca estas típicas galletas americanas?? Uno de sus principales ingredientes es el jengibre.
Tenía en casa moldes de muñecos, tenía jengibre y tenía tiempo para hacer pichorradas con el resultado. De esta forma mi bruji y yo convertimos una tarde aburrida en algo entretenido.
La receta viene del blog El rincón de Bea aunque la tuneé un poco adaptándola a los ingredientes que tenia yo en casa (cambié la melaza por miel)
El resultado, unas galletas con bastante sabor que están mas ricas con el paso del tiempo.
Ingredientes:
-250g de mantequilla en pomada
-100g de azúcar moreno
-125g de azucar blanquilla
-150g de miel de eucaliptu
-Un huevo
-750g de harina de repostería
-1 cucharadita de bicarbonato
-Jengibre rallado (una cucharadita rasa)
-Una cucharadita de canela en polvo
-Nuez moscada rallada 
-1/2 cucharadita de sal

Batir la mantequilla junto con los azúcares hasta que estén bien incorporado. Añadir la miel y seguir batiendo hasta que no se note. Añadir el huevo y seguir batiendo.
Por otro lado mezclar la harina con la sal, el bicarbonato y las especias. Añadirlas a la mezcla de mantequilla y azúcar y remover hasta que este todo integrado.
Hacer una bola con la masa y dividirla en dos partes. Taparla con film transparente y dejar en la nevera alrededor de dos horas.
Pasado ese tiempo estirar la masa con un rodillo y dejar un grosor de medio cm mas o menos. Hacer las formas con el cortapasas y hornear a 200º alrededor de siete minutos. Si se tuestan demasiado quedarán duras.

Adornar con glasa real, fondant o sprinkles (o dejarlos tal cual ;))

Tambien utilicé un cortapasas navideño y las forré con fondant teñido y sprinkles de estrellitas.

Y esta fue la muñequita especial adornada toda ella por mi brujita


COLICAS DE RATON

O CALAMARES EN SU TINTA


Es la manera que llamaba mi madre a los calamares en su tinta. Supongo que como  los niños todavía ven a los ratones como animalitos entrañables, sería mas "apetitoso" comerles las colicas a los ratones que imaginar la cara y los tentáculos del calamar.

Ingredientes:
-Un calamar grande (merma muchisimo al cocer)
-2 cebollas
-Un vaso de vino blanco
-2 cucharaditas de tinta de sepia (si es que al calamar le falta la tinta) o bolsitas de tinta.
-Sal y aceite
-Dos patatas para freir a cuadraditos

Antes que nada limpiar bien el calamar quitandole las tripas, la boca y la pluma interna.
Quitar la piel exterior y las ventosas de los tentáculos (salen bien pasando la uña tirando de los tentáculos).
En una olla rápida, poner aceite y pochar la cebolla cortada fina (bastante cebolla. Al cocer desaparece).
Cortar los calamares en trozos no muy pequeños ya que al cocer mengua bastante. Los tentaculos en tiras larguitas ya que asi asemejan a colas. Rehogar un poco y añadir el vino blanco y la sal.
Tapar la olla y poner a cocer alrededor de 20 minutos (dejar subir el pitorro y mantener 10 minutos al minimo. Luego apagar el fuego y dejar cocer con calor residual). No hace falta añadir nada de agua ya que el calamar suelta bastante.
Despresurizar y abrir la tapa y añadir la tinta y disolverla en el caldo que se haya formado.
Aparte se habrán frito las patatas en cuadrados y las añadiremos a los calamares.
Si la salsa parece demasiado líquida, añadir una cucharadita de maizena para espesar. A mí no me hizo falta.


viernes

BIZCOCHO ESPECIADO DE CALABAZA Y QUESO


Pocas veces he saboreado tanto un bizcocho. Digo saborearlo en el sentido de buscarle un sabor... ¿a canela??... ¿a jengibre???... ¿clavo tal vez???
Dicen que un bizcocho con especias está bien hecho cuando no se sabe a qué sabe. Pues bien, en mi caso paso eso: exactamente no podia deducir ningun sabor en concreto (aunque tampoco es que yo sea un lince a la hora de averiguar ingredientes jeje).
Soy poco amiga de las especias, y menos en bizcochos. También tengo que decir que normalmente a la hora de cocinar me guío primeramente por la vista y luego miro los ingredientes. Y eso fue lo que me pasó con este bizcocho.
Encontré un blog nuevo La cocina de Lola. Tiene infinidad de recetas y muchas de ellas muy originales. Admiro mucho a las blogueras que utilizan los "paso a paso" para explicar sus recetas. Me parece un trabajo grandísimo.
Esta receta tenia muchas papeletas para gustarme: era un bizcocho... además de calabaza (creo que con un poco de suerte, para el proximo año acabare con la cosecha de mi padre). Ademas me pareció muy original la capa de queso que llevaba por encima. Y también me llamó la atención el hecho de que llevara tantas especias. El jengibre tenia ganas de probarlo, la canela y la vainilla son bastante comunes, pero el clavo?? nunca jamás se me hubiera ocurrido utilizarlo en un bizcocho, pero tambien es cierto que casa muy bien con la calabaza.
Resultado: Curioso. Yo diría que muy rico, gustoso y agradable ya que la combinacion ácida del queso combina de maravilla con la mezcla del bizcocho. Su textura es "humeda" cosa que lo hace apropiado para una merienda.
Pero lo mejor será que lo probeis.

Ingredientes:
Para el bizcocho:
-300g de calabaza cocida y bien escurrida
-2 huevos
-25g de aceite de girasol
-130g de azúcar moreno
-175g de harina bizcochona (ya lleva la levadura incluida)
-1/4 de cucharadita de bicarbonato
-4 ó 5 clavos de olor machacadas las puntas (los palos los deseché)
-1/4 de cucharadita de nuez moscada (ahora estoy viendo que a mí se me olvidó).(Lo remedio a la próxima)
-1/4 de cucharadita de jengibre molido
-3/4 de cucharadita de canela molida
-Media vaina de vainilla
-Una pizca de sal
Para la cobertura de queso:
-350g de queso Philadelphia
-2 huevos
-80g de azúcar
-Un chorrito muy pequeño de vainilla liquida

En un bol batir los huevos y el azúcar con unas varillas hasta que esten bien integrados. Añadir el aceite y batir hasta conseguir una mezcla espumosa. Añadir la calabaza bien escurrida y mezclar bien.
Aparte mezclar la harina con el bicarbonato, la sal y las especias. Añadirlo a la mezcla anterior y mezclar bien.
Verter en un molde de plum cake forrado con papel vegetar. Reservar
Por otro lado batir el queso con los huevos, el azúcar y la vainilla y esparcir por encima de la masa del bizcocho.
Precalentar el horno a 180º y hornear con calor solo abajo durante 3/4 de hora. Pasado ese tiempo, poner calor tambien arriba y seguir horneando hasta que la capa de queso esté bien cuajada.

Para tener un referente, en mi horno costó alrededor de hora y media el cocerse ya que es un bizcocho alto y la calabaza le da mucha humedad. Pero como siempre se dice, cada horno es un mundo