Muchas gracias por entrar en mi cocina. Espero que sea de tu agrado y que te animes a probar estas recetas.

lunes

TARTA DE CERVEZA GUINNESS



 Tengo debilidad por los postres que se cocinan en otros sitios, ya sean otras comunidades autónomas o en paises extranjeros. Las tartas americanas tienen su aquel por los ingredientes que utilizan o por su aspecto visual (layer cakes).
Concretamente el ingrediente estrella de esta tarta es la cerveza negra irlandesa y el efecto visual que se quiere conseguir es la negrura de la cerveza que contrasta con su blanca espuma.
Es una tarta de sabor intenso a cacao pero que contrasta muy bien con el frosting que la recubre.
La receta la cogí prestada del blog Food and Cook. No lo conocía pero ya lo tengo en la lista para mirarlo detenidamente ya que tienen cosas interesantes.
Anteriormente publiqué unos cupcakes de cerveza Guinness con una receta parecida y sinceramente no sé con cual de ellas quedarme...
Ingredientes:

Para el bizcocho
-250ml de cerveza Guinnes
-250g de mantequilla
-75g de cacao en polvo Valor
-400g de azúcar
-140ml de nata líquida para montar
-2 huevos

-Una cucharilla de vainilla en crema (o líquida)
-250g de harina de repostería
-2cucharillas y media de bicarbonato

Para el relleno (opcional)
-Mermelada de arándanos

Para el frosting
-300g de queso Philadelphia (que no sea light por favor)
-360ml de nata líquida para montar
-150g de azúcar glass

En una cazuela poner a cocer la cerveza. Añadir la mantequilla y dejar que se derrita con el calor. Reservar
En un bol mezclar los ingredientes secos: el cacao, el azúcar, la harina y el bicarbonato.
En otro bol batir los huevos hasta que estén espumosos. Añadir la nata y batir hasta integrar bien. Por ultimo añadir la vainilla. Cuando esté todo bien unido añadir la mezcla de cerveza y mantequilla que habrá templado bastante. Integrar bien y añadir la mezcla de ingredientes secos removiendo poco a poco hasta que esté todo bien unido. Queda una mezcla tirando a líquida pero a la hora de hornear coge cuerpo.
Engrasar bien el/los moldes.
Yo dividí la masa en dos moldes para que salieran los bizcochos menos altos y así no tener que cortarlo ya que quise rellenarlo con una capa fina de mermelada de arándanos, pero este paso es opcional y se puede hacer perfectamente en un sólo bizcocho.
Calentar el horno a 180º y dejar cocer hasta que pinchando el bizcocho con un cuchillo, la hoja salga limpia (en mi horno alrededor de media hora). Dejar enfriar antes de sacar del molde
Para hacer el frosting mezclar el queso con el azúcar glass y batir con varillas hasta obtener una crema. Añadir la nata y seguir batiendo a velocidad rápida hasta que monte. También se puede batir la nata aparte e integrarla a la mezcla de queso con movimientos envolventes para que no se baje.
Cuando los bizcochos estén frios montar la tarta. Si va a ser rellena, añadir la mermelada encima del primer bizcocho y colocar el segundo encima. Cubrir con el frosting sin trabajarlo mucho para que dé la sensación de espuma. Guardar en la nevera hasta servir ya que el frosting puede desarmarse con el calor.




PAVO EN SALSA DE NARANJA




Si hacemos caso a lo que dicen las noticias, nuestra dieta carnívora poco a poco se va a reducir a conejo, pollo y pavo (siempre y cuando no le entre la fiebre al pollo, la edad al pavo o el moquillo al conejo...).
Para mi gusto la carne de pavo no sabe a nada por lo que le hace falta una salsa importante que lo anime.
La encontré en el blog Directo al Paladar, blog que ojeo bastante y me da muy buenas ideas para cocinar. A mí, me gustó y seguramente la repetiré. Mi padre y mi marido tampoco le hicieron ascos. Otro cantar fueron mis hijos; el mayor sólo untó la salsa porque el pavo le hace "fu", y la pequeña viendo directamente el plato no hizo ni probarlo, cosa que tambien esperaba ya que las salsas ácidas no le van.
Para suavizarlo un poco hice una guarnición de una mezcla de arroces que había comprado hace algún tiempo y creo que acerté.

Ingredientes:

-Dos muslos de pavo hermosos cortados a dados
-Una cebolla grandota
-200 ml de zumo de naranja y media cáscara triturada
-Una cucharada de mostaza de Dijón
-Una cucharada escasa de azúcar moreno
-1/2 vaso de vino tinto
-Un vaso de agua en la que habremos disuelto media pastilla de caldo (o un vaso de caldo de carne)
-Sal y aceite de oliva
-Como guarnición arroz de grano largo (yo utilicé una mezcla de cuatro arroces)

En una cazuela baja calentar aceite y poner a dorar los tacos de pavo previamente salados. Cuando hayan perdido el color de "crudo" reservar.
En el mismo aceite pochar la cebolla a fuego lento hasta que vaya poniéndose transparente.
Mientras hacer el zumo con las naranjas, lavar la cáscara de una de ellas y quitarle las pieles que habrán quedado de hacer el zumo. Aconsejo utilizar naranja de piel fina para que no tenga mucho blanco. Con el accesorio picador de la batidora reducirlas a polvillo todo lo que se pueda (cuesta un ratico...)
Cuando la cebolla esté pochada añadir el zumo y la media cáscara triturada junto con la mostaza y el vino. Subir el fuego y cuando hierva añadir el pavo. Remover y añadir el vaso de caldo.
Cocer tapado a fuego fuerte alrededor de 20 minutos. La salsa irá reduciendo hasta quedar en forma de crema. Vigilar que el pavo quede tierno.
Mientras en una cazuela con agua sal y aceite, cocer el arroz 20 minutos. Escurrir bien.
Servir en plato con la guarnición de arroz al lado





miércoles

SOLOMILLO DE CERDO EN SALSA PEDRO XIMENEZ



Estoy muy vaga ultimamente... Sigo cocinando pero entre la vagancia y que hay cosas que no creo que vuelva a repetir, se va pasando el tiempo.
Esta receta lleva pendiente mas de un mes y estaba esperando a publicar algún postre antes que ella, pero en vista que no he probado cosas que merezcan la pena y que si no publico pronto luego olvido el modo de hacerlo, pues allá va.
Me encanta el sabor del Pedro Ximénez y a este solomillo publicado por Ana Sevilla le va de maravilla.

Ingredientes:
-Un solomillo de cerdo
-Una cebolla
-100ml de Pedro Ximénez
-Una cucharada de harina
-Un vaso de agua
-1/2 pastilla de caldo de carne
-Aceite y sal 

Cortar el solomillo en medallones gruesos y freir en una sartén sin dejarlos demasiado tiempo.
Reservar.
En el mismo aceite, sofreir la cebolla cortada en juliana a fuego lento hasta que esté blandita. Añadir la cucharada de harina e integrar bien. Incorporar el vino y el vaso de agua. Añadir la media pastilla de caldo y dejar reducir hasta conseguir una salsa espesa. Triturar.
Servir junto con los medallones de solomillo