Muchas gracias por entrar en mi cocina. Espero que sea de tu agrado y que te animes a probar estas recetas.

martes

TARTA DE PASTA FILO




O como se le conoce: Ruffle milk pie.
 No se de dónde es originaria esta tarta. He leído por ahí que de Grecia, pero por el nombre, parece mas americana o inglesa.
El caso es que es "sen-ci-lli-si-ma" de hacer (hago la aclaración para quien pregunta... oye... cuando pones que es fácil de hacer, es fácil, o te lo parece a ti?). Nunca me he considerado una "manitas" en la cocina, sólo me gusta cocinar y siempre digo que si yo lo hago, lo puede hacer cualquiera.
En definitiva, lo más difícil de esta receta es doblar la pasta filo en forma de acordeón (puedes probar con un papel primero...). Lo demás va solo

Ingredientes:
-Un paquete de pasta filo
- Mantequilla para pincelar las hojas
-300ml de leche
-200ml de nata
-4 huevos
-150g de azúcar
- Una cucharada de esencia de vainilla (una cucharilla si utilizas pasta)
-Canela en polvo y azúcar glass para espolvorear

Justo en el momento de ponerte a trabajar y con la mantequilla ya derretida, sacar la pasta filo de su envoltorio ( es así mejor ya que es una pasta que se seca muy fácilmente, y como es tan fina, si se seca es más difícil de trabajar).
Ir pincelando con mantequilla las láminas una a una,plegando  la primera por el lado más ancho para que así nos salgan tiras más largas. Una vez plegada, enrollarla sobre si misma sin pretarla para que el líquido que le echamos después entre por los pliegues y depositarla en un molde redondo*.
Una vez enrollada la primera, pincelar la segunda e añadirla a la anterior haciendo así el círculo mas grande y así sucesivamente hasta acabar con todas las hojas. Al acabar debe parecer una concha de caracol.
Calentar el horno a 180º y meter las laminas. Hornear alrededor de media hora.
Mientras batir la nata con la leche, los huevos, el azúcar y la vainilla hasta que esté todo muy bien integrado.
Sacar el molde del horno y verter por encima y con cuidado la mezcla anterior teniendo en cuenta llenar todos los huecos. Volver a meter al horno hasta que esté cuajada. En mi horno costó alrededor de tres cuartos de hora.
Sacar y espolvorear con azúcar glass y canela molida. Servir frío o templado.





*Para mi gusto el mejor molde para esto y para cualquier otra tarta es uno desmoldable de la marca Lekué que tiene la base de porcelana y las paredes son de silicona. Es completamente estanco y no rebosa nada de líquido por las juntas. Es un poco costoso, pero vale lo mismo para hacer masas líquidas que bizcochos. Además no tiene ningun problema a la hora de desmoldar. Si no teneis ese molde, se puede utilizar uno desmoldable de metal pero hay que ponerle papel de hornear por alrededor para que no gotee la masa. Y si tampoco teneis ese molde, se puede poner en uno redondo normal, aunque será un poco mas difícil a la hora de servir, pero no es imposible

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada