Muchas gracias por entrar en mi cocina. Espero que sea de tu agrado y que te animes a probar estas recetas.

viernes

CUAJADA


Después de probar (o comerme) unos cuantos litros de lo que intentaba ser una cuajada "cuajada" he dado con el que creo que es el punto adecuado.
Hacer cuajada es fácil y en los supermercados tienes todos los ingredientes para que salgan buenisimas, pero en los tiempos en las que las hacía mi madre no había leche embotellada de oveja y era más dificil comerlas en casa.
Yo quería recuperar la forma que tenía ella de hacerlas y me ha costado un poco. Primero pensé que era por el cuajo, luego por la temperatura de la leche.... y qué curioso, el problema era el tipo de leche que utilizaba.
Para hacer una cuajada que salga cuajada hay que utilizar leche fresca o leche del dia. No funciona con leche de brick (pueden salir aceptables de sabor pero la consistencia tiende a líquida).
A partir de ahora las haré cualquier día ya que la leche fresca es bastante mas economica que la leche preparada de oveja que se venden en los supermercados.

Ingredientes:
-Un litro de leche fresca
-6 ó7 cucharadas colmadas de leche en polvo (aprox. 100g)
-15 gotas de cuajo del que se vende en los supermercados (el cuajo de farmacia hace efecto a menos temperatura y aun no se la medida exacta a utilizar)

Poner a calentar la leche y apartarla del fuego cuando alcance la temperatura de 60º ( es bastante útil un termómetro de cocina). Añadir la leche en polvo y remover hasta disolver. Comprobar que la temperatura haya bajado a 55º y añadir las gotas de cuajo. Remover para integrar y rapidamente verter en los tarros o vasitos donde se va a consumir (también se puede dejar cuajar en un bol) y dejar reposar sin mover hasta que enfríe. Una vez frío y cuajado reservar en la nevera hasta consumir


Para los puristas puede que esto no sea una verdadera cuajada, pero está muy rica

No hay comentarios:

Publicar un comentario