Muchas gracias por entrar en mi cocina. Espero que sea de tu agrado y que te animes a probar estas recetas.

sábado

TARTA HELADA DE LIMON



Fácil, rica y superrefrescante. Ideal para tenerla preparada con antelación.
Creo que la capa superior se podría mejorar (opinión de mi hermano y mía, los demás no pusieron ninguna pega).
Lo que más me ha gustado ha sido su textura tipo mousse y la forma de obtenerla que en mi opinión le quita muchas calorías al postre. Se hace a partir de leche evaporada que previamente habremos semicongelado (o en mi caso congelado del todo -ya que se me olvidó sacarla- y dejar descongelar hasta que la pude trocear para poder batir).
De otra manera la leche evaporada no monta. Y al hacerlo, la textura es como con mucho aire con lo cual parece que estés comiendo espuma de limón. Un vicio vamos....
La encontré en el blog de MariaLunarillos, pero después la vi en el de Ana Sevilla que creo que es una publicación anterior.
No utilizan la misma cantidad de ingredientes, pero yo también la adapté a mi gusto

Ingredientes:
Para la base:
-130g de galletas tipo digestive
-60g de mantequilla
Para el relleno:
-500ml de leche evaporada semicongelada
-150g de azúcar glass
-zumo de dos limones
-La cáscara rallada de un limón (solo la parte amarilla)
Para la cobertura (en la próxima que haga la mejoraré):
-Zumo de tres limones
-2 huevos
-150g de azúcar glass
-60g de mantequilla
-60g de maizena





Triturar las galletas y mezclar con la mantequilla derretida hasta formar una pasta. Forrar el fondo de un molde desmoldable con ella y dejar en la nevera para que solidifique.
Congelar la leche evaporada durante 4 horas y montar con una batidora de varillas a velocidad fuerte. Cuando esté semimontada ir añadiendo el azúcar glass a cucharadas sin dejar de batir. Incorporar la cáscara de limón rallada. Cuando tengamos la mezcla montada a punto fuerte, parar las varillas e ir añadiendo el zumo de limón poco a poco incorporándolo con una espátula con movimientos envolventes para que la leche evaporada baje lo menos posible.
Verter la crema en el molde con las galletas trituradas y dejar congelar un mínimo de cuatro horas o mejor toda una noche.
Para hacer la cobertura ponemos todos los ingredientes en un cazo que pueda ir al fuego y los mezclamos bien con las varillas hasta que estén totalmente integrados. Llevar al fuego y remover hasta que espese. Verter encima de la mousse que ya tendremos congelada.
Volver a llevar al congelador.
Sacar del frío unos 20 minutos antes de consumir.