Muchas gracias por entrar en mi cocina. Espero que sea de tu agrado y que te animes a probar estas recetas.

martes

HELADO DE VAINILLA, CARAMELO Y NUECES



Este es el primer helado que subo al blog este año; pero no es el primero que hago.
Y tampoco será el último ya que tengo el ojo echado a unos cuantos (entre ellos uno de tarta de queso que caerá en breve jeje)
Este, fue una invención conforme lo estaba realizando. Y salió rico MUY rico. Además también le gustó a mi bruji, con lo cual no me lo voy a tener que comer yo solita...

Ingredientes:


-Un bote pequeño de leche condensada (375g)
-Medio litro de nata para montar
-Un par de cucharadas de vainilla en pasta
-Un par de cucharadas de licor de Fray Angélico (licor de avellana)
-Un par de cucharadas de dulce de leche diluido en unas gotas de leche
-Ocho/diez nueces peladas y picadas

Mezclar la leche condensada con la vainilla en pasta y con el licor. Reservar.
Montar la nata firmemente e ir añadiendo la mezcla anterior a cucharadas uniendolas con movimientos envolventes para que la nata baje lo menos posible.
Agregar las nueces picadas en trozos que se noten.
Verter la mezcla en la heladera y dejar cremar durante una hora; hasta que se vea espesa y se despegue de las paredes de la máquina.
Verter en un molde para llevar al congelador intercalando capas de helado con cucharadas aleatorias de dulce de leche (lo habremos diluido en unas gotitas de leche para que sea menos denso y se esparza mejor). Remover levemente la mezcla para conseguir un efecto marmolado y llevar al congelador al menos cinco horas.






lunes

TARTA DE CHOCOLATE Y FRAMBUESA



A raíz de un pedido que hice a Maria Lunarillos, en mi correo suelo tener información sobre su blog. Tanto de recetas como de ofertas. Y esta tarta estaba en el último de ellos.
Se trata de una layer cake que ella hizo de seis capas finas. Yo no me atreví a tanto y en vez de un bizcocho como ellos, yo dividí la masa en dos y cada bizcocho resultante lo corté en dos.
Este bizcocho tiene un importante sabor a chocolate y su textura es húmeda con lo cual no necesita añadirle ningún tipo de almíbar.
La intensidad del chocolate contrasta de maravilla con el ligero toque ácido de las frambuesas.Y si ya lo recubres con una crema de mantequilla con sabor a fresa.... puedes caer de espalda!!
P.D.: Tengo pendiente que me salga una crema de mantequilla perfecta. Esta se me cortó un poco... pero con un poco de azúcar glass espolvoreada por encima, queda bastante apañada.

Ingredientes:



Para el bizcocho de chocolate:

-260g de harina de repostería
-70g de cacao en polvo
-2 cucharaditas de café instantaneo
-Una cucharadita de levadura Royal
-Dos cucharaditas de bicarbonato
-Una cucharadita de sal
-200g de azúcar blanquilla
-200g de azúcar moreno
-155ml de aceite de girasol
-3 huevos
-Una cucharadita de pasta de vainilla
-Dos yogures naturales
-250ml de agua caliente










Para la crema de mantequilla:

-500g de mantequilla a temperatura ambiente
-250g de azúcar glass
-70ml de leche

-Una cucharadita de pasta de vainilla
-Dos cucharadas soperas de mermelada de frambuesa
-Colorante rojo (opcional)

Para el relleno:
Un bote de mermelada de frambuesa (375g)




Poner a calentar el horno a 170º.

En un bol mezclar la harina junto con el cacao, el cafe en polvo, la levadura, el bicarbonato y la sal.
Tamizar y reservar.
Con una batidora de varillas mezclar los huevos junto con el azúcar durante cinco minutos. Sin dejar de batir añadir el aceite, la pasta de vainilla, Añadir la harina alternándola con el yogurt y por último el agua caliente. Todo ello sin dejar de batir.

Engrasar los moldes.

Dividir la masa en  partes iguales y verter en los moldes. Según el diámetro de los moldes saldrán los bizcochos más o menos gruesos. A mí me gusta de 20cm de diámetro, pero con moldes de 25 también quedan bien. 
**Podemos dividir la masa en dos partes y utilizar dos moldes. Cada bizcocho resultante de divide en dos y así nos salen cuatro capas, o bien dividir la masa en cuatro y utilizar cuatro moldes (o dos y desmoldar los bizcochos y reutilizarlos previamente lavados), Con esta opción no hace falta cortar los bizcochos y la presencia del corte es mas homogenea.

Hornear hasta que al pinchar con un cuchillo, este salga seco.

Mientras enfría el bizcocho hacemos la crema de mantequilla

En una batidora de varillas poner la mantequilla a temperatura ambiente junto con el azúcar glass a batir hasta que se integren bien los dos ingredientes. Añadir la leche y seguir batiendo. Por ultimo incorporar la pasta de vainilla y la mermelada y mezclar bien.

Mientras rellenamos el bizcocho dejamos reposar la crema de mantequilla en la nevera unos minutos

Ponemos la primera capa de bizcocho en la bandeja donde lo vamos a presentar.
 Extender por encima una capa de mermelada y tapar con otro bizcocho. Repetir la operación y acabar con un bizcocho.
Extendemos una capa fina de crema de mantequilla para que se peguen en ella las migas que pueda desprender el bizcocho por toda su superficie. Dejar reposar una media hora en la nevera para que se endurezca un poco la crema.
Pasado ese tiempo proceder a decorarlo cubriéndolo con crema de mantequilla y adornándolo al gusto.



viernes

GOFFRES



Hace un montón de años que tengo una gofrera y la habré usado cuatro veces contadas.
He probado distintas recetas (incluida la que viene con la máquina) y no había forma de que los goffres se parecieran a los que se pueden comprar recién hechos.
Hasta hoy!! Elena de Misthermorecetas publicó la semana pasada lo que para mí es hasta ahora la receta perfecta. Una bomba de calorias, eso si, pero para darse un capricho ocasional están de lujo.
Puedes rellenarlos a tu antojo con chocolate caliente y nata, mermelada, helado, frutas...
En esta ocasión los comimos con fresas, nata y un hilo de chocolate.
Además se pueden congelar preparados para pasar por la gofrera. De esta manera utilizas los que te hacen falta y los demás para otra ocasión.

Ingredientes (salen 7 goffres de 80g mas o menos):
-120ml de leche
-10g de levadura de panadería
-40g de azúcar blanquilla
-300g de harina de fuerza
-Media cucharilla de sal
-Un huevo
-Una cucharilla de vainilla en pasta
-120g de mantequilla a temperatura ambiente
-100g de azúcar perlado (importante)

Disolver la levadura en la leche templada y verter en la panificadora. Añadir el huevo, la mantequilla troceada, el azúcar blanquilla,la pasta de vainilla, la sal y la harina. Programar en la función de hacer pasta que dura 15 minutos.
Una vez amasada, pasar a un bol engrasado con aceite y dejar reposar tapando el bol con film transparente hasta que haya doblado su volumen (alrededor de una hora).
Hacer bolas de unos 80g de peso y rebozarlas en azúcar perlado a la vez que vamos aplastando un poco la masa hasta alcanzar aproximadamente la medida del molde de gofre. Dejamos reposar los gofres en la nevera una media hora como mínimo dentro de una bandeja con papel de hornear para que no queden pegados.
Precalentar la gofrera y poner una bola aplastada en cada uno de los moldes. Cerrar la cofrera y dejar cocer la masa durante unos tres minutos (imagino que tambien dependerá de la potencia de la máquina).
Sacar con cuidado de no quemarse y rellenar al gusto.


El azúcar perlado le da un toque crujiente buenisimo ( lo peor es despegar los costrones a la hora de limpiar la gofrera jeje)