Muchas gracias por entrar en mi cocina. Espero que sea de tu agrado y que te animes a probar estas recetas.

miércoles

COSTILLAS DE CERDO A LA BARBACOA



Una forma sencillísima de comer unas costillas parecidas a las que sirven el Foster Hollywood.
Con una carne que prácticamente se deshace en la boca y que tiene como mayor dificultad el encontrar una salsa barbacoa de calidad para que el sabor sea perfecto.
Seguramente que habrá otras recetas más elaboradas en donde el cocinero hace su propia salsa barbacoa, pero esta manera es fácil, rápida y muy resultona.

Ingredientes:
-Costillas de cerdo (la cantidad será según los comensales y el apetito)
-Salsa barbacoa de calidad a ser posible que en sus ingredientes lleve miel ( yo la compro en la sección del hiper de productos americanos).

En una cazuela amplia, poner agua e introducir las costillas. Dejar hervir alrededor de una hora. Si tienen mucha carne añadir un poco mas de tiempo de cocción.
Pasado ese tiempo, sacar las costillas del agua de cocer y añadirles la sal. Con una brocha pintarlas con salsa barbacoa abundante pero que no gotee ni haga una capa muy grande.
Precalentar el horno a 200º.
En una bandeja cubierta con papel de hornear, poner una capa de patatas cortadas gruesas (opcional), salar y poner encima las costillas que tendrán salsa barbacoa por las dos caras.
Hornear durante una hora dándoles la vuelta un par de veces durante ese tiempo.
Servir enseguida.




jueves

CHEESE CAKE DE DONUTS



¿Una tarta con sabor a donut? Había que probarla.
Mi hermano dice que no sabe tanto...pero eso se arregla añadiéndole más donut (yo le quité uno a la crema de queso porque me parecieron muchos).
Esta receta la encontré en Instagram, en la cuenta de @reposteritobuscaesposo.
Este chico hace directos explicando sus recetas y tiene una fotografía que hace que quieras probar sus postres.
Básicamente se trata de añadir donuts a los ingredientes de una tarta de queso, y el resultado es rico rico -si te gustan los donuts, por supuesto-.

Ingredientes:
Para la base:
-135g de galletas maria
-1 donut
-65g de mantequilla fundida

Para la tarta:
-500ml de nata para montar
-250ml de leche
-125g de azucar
-300g de queso Philadelphia
-Dos sobres de cuajada
-5 galletas Maria
-6 donut (yo puse 5, pero mi hermano le hubiera puesto mas)

Para decorar:
-1 donut
-10 galletas maria
-25g de almendra crocanti
25g de azucar moreno
-30g de mantequilla derretida

Para hacer la base, trituramos las galletas junto con el donut. Parece que no se va a poder, pero al final se deshace en miguitas. Añadir la mantequilla derretida y forrar la base de un molde desmontable con ello. Dejar enfriar en la nevera-
Para la tarta, triturar de igual manera las cinco galletas y los donuts. Reservar. Por otra parte, poner en un cazo la nata junto con la leche, el azúcar, el queso y los sobres de cuajada. remover para que se integren todos los ingredientes hasta que llegue a hervir. Añadir entonces la mezcla de donut y galleta reservada y remover. Pasar la batidora por la mezcla para que quede aún más fina la masa.
Verter la masa en el molde con la base de galletas y donut y dejar templar antes de dejar en la nevera para que enfríe y cuaje. Es mejor dejarlo toda una noche como mínimo.
Cuando esté bien frío y cuajado, hacer la capa superior triturando el donut junto con las galletas y la almendra crocanti. Añadir la mantequilla derretida. Quedará una especie de crumble o granulado grueso. Decorar con ello la superficie de la tarta.



domingo

TARTA DE ARROZ CON LECHE




¡Qué mala es la envidia en Facebook! ¡Qué manera de ponerte los dientes largos cuando ves publicadas ciertas fotos! Hace que te crezca un ansia viva que te incita a copiar la receta y ver si en realidad es tan rica como parece en la imagen.

Hace unos años publiqué otro postre de arroz con leche (esa vez tipo mouse). Me compliqué poco la vida ya que lo hice con arroz con leche de tarrina y salió muy rico.

Esta vez lo he seguido todos los pasos y he preparado yo misma el arroz con leche ( eso si, he utilizado mi maquinita para no estar pendiente) y el resultado ha sido espectacular: Una tarta fresquita y muy aparente. Tal y como me había imaginado cuando vi las fotografías.
Totalmente recomendable para el verano ya que no necesita de horno. Eso si, conviene prepararla de un día para otro para que quede bien cuajada.

La cogí prestada del blog de Ana Sevilla, que hasta el día de hoy, no me ha defraudado nunca.
Ojalá siga muchos años enseñándonos sus recetas.

Ingredientes:

Para la base:
-200g. de galletas digestive
-100g de mantequilla fría
-Una cucharadita de canela


Para la crema:
-180g de arroz redondo
-1litro y medio de leche
-Un palo de canela (o dos si son pequeños)
-La piel de un limon
-200g de azúcar
-200ml de nata para montar
-50g de mantequilla
-Un chorrito de anís
-Dos sobres preparado para hacer cuajada
-Canela para espolvorear

Para la base:
Triturar las galletas hasta reducirlas a polvo.
Derretir la mantequilla y añadir la cucharilla de canela. Remover para mezclar los dos ingredientes.
Añadir la mantequilla con canela a las galletas en polvo y mezclar hasta obtener una consistencia de arena mojada.
Formar una base de galleta dentro de un molde desmontable de unos 25 cm. Dejar enfriar en la nevera.
Para la crema:
Preparar un arroz con leche utilizando el arroz, la leche, la piel de limón y la canela. Si lo haces a mano, utiliza un puchero grande y cocina a fuego lento dando vueltas bastante a menudo durante al menos media hora. Pasado ese tiempo, asegurarse de que está blandito. Si no es así seguir removiendo a fuego lento unos minutos mas.
Una vez esté el arroz en su punto, quitar la canela y la piel de limón y añadir el azúcar, la nata, la mantequilla, el chorrito de anís y los dos sobres de cuajada.  Remover a fuego lento durante unos diez minutos para que se integren bien todos los ingredientes nuevos y quede una textura cremosa.( Este paso es el mismo tanto si lo haces con procesador como si lo haces a mano) Una vez conseguido,verter sobre la base de galletas.

Dejar que se temple a temperatura ambiente antes de meter en la nevera para que acabe de cuajar.
Una vez frío y con consistencia, adornar al gusto.

miércoles

TARTA DE LA VIÑA







Llevo varios años viendo esta receta por la red y con muy buenos comentarios.

El otro día en una comida de fin de curso, una compañera y yo hablamos de ella. M. Jose la había probado y le encantó, y a mí, que tenía muchas ganas de hacerla, me faltó tiempo para buscarla.

Se trata de una tarta que se prepara en el Restaurante La Viña de Donosti. Sus ingredientes son muy básicos y el resultado es espectacular si te gustan las tartas de queso: contundente, cremosa y con mucho sabor. A mi juicio no le hace falta ni la típica mermelada de frutos rojos que caracteriza a las tartas de queso.

Con las medidas que voy a poner sale una hermosa tarta de unas 10 raciones. Pero lo que tiene de bueno es que, si no acabas con ella, congela de maravilla.

No miré mas que una página para sacar la receta y fue en Velocidad Cuchara que me da muchísima confianza.

Ingredientes:

-Un kilo de queso de untar tipo Philadelphia
-500g de nata con un mínimo de 35% de nata
-5 huevos
-300g de azúcar
-30g de harina

Precalentar el horno a 200º con calor arriba y abajo.
Batir todos los ingredientes hasta que no queden grumos.
Utilizar un molde que se pueda desmontar de 24/26cm a ser posible con paredes de silicona porque desmolda de maravilla. Si no se tiene, se puede forrar el molde con papel de hornear, o bien engrasar bien un molde y volcar para sacar y volver a dar la vuelta para presentar ya que la capa de arriba queda doradita.

Verter la masa en el molde y hornear durante una hora larga. Es muy importante no sacarla del horno antes de verificar si está cuajada, ya que el centro tiende a quedarse poco hecho. Para ello, pinchar el centro con un cuchillo o palillo y cerciorarse de que está seco. Cuando estemos seguros, apagar el fuego y dejar templar dentro del horno para que siga cuajando poco a poco.

Es una tarta que se debe de hacer de un día para otro como mínimo para que coja consistencia. Si no, corremos el peligro de que se desmorrone a la hora de servir



sábado

TARTA DE FRESAS Y CHOCOLATE


Tenía unas fresas en la nevera que se estaban madurando demasiado y quise aprovecharlas.
Las láminas de gelatina son una opción muy buena para preparar postres fáciles en poco tiempo.
Uniendo las dos cosas con un poco de nata, queso y chocolate, salió una tarta bien rica.

Ingredientes:
Para la base (aunque se puede suprimir)
-200g de galletas tipo digestive
-100g de mantequilla

Para la mousse:
-400g de fresas maduras
-400g de nata para montar
-100g de queso tipo Philadelphia
-6 hojas de gelatina
-200g de azúcar
-100g de chocolate fondant

Para hacer la base,triturar las galletas hasta hacerlas polvo y mezclarlas con la mantequilla que habremos derretido.
Forrar un molde que se pueda desmontar y llevar a la nevera hasta que se endurezcan.
Poner las hojas de gelatina en agua fría y dejar allí hasta que se reblandezcan.
Triturar las fresas y cocerlas junto con el azúcar. Añadir las hojas de gelatina escurridas y mezclar bien. Reservar hasta que se enfríe un poco para poder incorporar a la nata montada.
Montar la nata y cuando esté casi firme, añadir el queso y seguir batiendo hasta que se integren los dos ingredientes.
Disolver el chocolate fondant en el microondas o al baño maría hasta tenerlo líquido.
Cuando las fresas con la gelatina hayan entibiado, incorporar a la nata con movimientos envolventes para que la nata no pierda consistencia.
Sacar la base de galleta de la nevera y verter la mousse dentro del molde.
Incorporar el chocolate haciendo como lunares sobre la mousse y con la ayuda de un palillo revolverlo por toda la tarta para que al enfriar se formen hilos de chocolate en la mousse.
Enfriar un mínimo de cuatro horas. Si se tiene prisa, meter un rato al congelador.
Desmoldar y servir.








lunes

BIZCOCHO DE ZANAHORIA Y QUESO







Más de una vez he dicho que la tarta de queso en todas sus versiones es uno de mis postres preferidos.
Maria Lunarillos en su blog tiene una receta que combina en bizcocho de zanahoria y la tarta de queso. Hace unos días la hice y fue un éxito. No duró ni 24 horas.


El resultado es un bizcocho húmedo que contrasta de maravilla con la textura tipo flan de la parte con queso.
Esta vez la he vuelto a repetir pero cambiando algunas medidas para que supiera más a queso.

Ingredientes:

Para la parte de queso:

-350g de queso de untar (tipo Philadelphia)
-130g de azúcar
-55g de harina

-2 huevos
-Una cucharadita de esencia de vainilla
-Un yogurt natural

Para la parte de bizcocho:
-160g de harina
-1/2 cucharadita de bicarbonato
-1/2 cucharadita de levadura
1/4 de cucharadita de sal
-Una cucharadita de canela molida
-Una punta de cucharilla de nuez moscada
-100ml de aceite
-115g de azúcar blanco
-60g de azúcar moreno
-Una cucharadita de esencia de vainilla
-250g de zanahoria rallada (alrededor de tres zanahorias)

Precalentar el horno a 160º con calor arriba y abajo
Para preparar la parte de queso, echar en un bol todos los ingredientes y batir hasta integrar bien y que no queden grumos.
Reservar


Para la parte de bizcocho poner en un bol la harina tamizada, la levadura, la sal, el bicarbonato, la canela y la nuez moscada. Mezclar.
En otro bol poner el aceite, el azúcar blanco y moreno, los huevos, y la esencia y remover hasta mezclar bien. Añadir la zanahoria rallada. Mezclar todo bien y añadirlo al bol de los ingredientes secos (harina, levaduras y especias). Remover hasta integrar bien.
En un molde que se pueda quitar las paredes poner la mitad de la masa de bizcocho. Encima unas cucharadas salteadas a modo de montículos de masa de queso. Cubrir con lo que resta de masa de bizcocho y por último verter la masa de queso.
Meter al horno durante una hora. Antes de sacar pinchar en el centro para ver si está bien hecho.



*Durante el horneado, la masa de bizcocho subirá a la superficie quedando la tarta de queso en el interior haciendo una especie de marmoleado.




sábado

ARROZ AL HORNO



La paella es el plato más conocido de la gastronomía valenciana. Pero no es el único arroz que tiene fama. Esto nos lo dijo un compañero de estudios durante un descanso cuando le preguntamos por el tema.
-"El arroz al horno es mi preferido"- nos dijo Fran. Yo, ignorante del tema, pensé que era un arroz metido en el horno.
Y si, era eso. Pero cuando nos dijo los ingredientes nos llevamos las manos a la cabeza. ¡Jamás se me hubiera ocurrido juntar arroz con patata, morcilla, garbanzos.... entre otras cosas que lleva.
En un momento nos explicó qué llevaba y cómo lo hacía él.
Pensé en hacerlo el fin de semana, pero al no estar todos en casa lo retrasé hasta la siguiente.
El lunes otra compañera, Luisa, vino diciendo que lo había preparado y que en su casa quedaron encantados. ¡Y yo muerta de envidia!
Así que ese domingo lo preparé. Y a parte de fácil, rápido, y con muchas calorías, estaba buenísimo.

Ingredientes: (Para ocho personas)

-Tres vasos de arroz
-El doble de arroz de caldo de carne
-Un kilo de costilla de cerdo
-Una patata mediana
-Una morcilla
-100g de garbanzos cocidos (pueden ser de lata)
-Cuatro lonchas de panceta fresca
-Un tomate a rodajas
-Una cabeza de ajos
-Aceite, sal.

Precalentar el horno a 220º
Preparar el caldo de carne o en su defecto, utilizar una pastilla de caldo disuelta en el agua correspondiente al arroz utilizado. Salar
En una sartén con abundante aceite  freir las costillas de cerdo hasta dorarlas. Reservar.
En el mismo aceite freír las patatas en láminas. Reservar
En el mismo aceite freir la panceta. Reservar.
Retirar el exceso de aceite de la sartén y sofreír el arroz en el poco aceite que hayamos dejado para que coja los jugos de las carnes.
En una bandeja de horno con las paredes altas o en una cazuela baja que pueda ir al horno extender el arroz que hayamos pasado por el aceite. Agregar por toda la superficie las costillas, la patata, la panceta, la morcilla a rodajas,los garbanzos, y por encima de todo añadir las ruedas de tomate.
Meter todo al horno durante 20 minutos.
Servir enseguida.

Muchas gracias Fran por la receta!!










viernes

MONTADITOS DE BERENJENA ASADA




Cuando voy a algún restaurante me suele gustar probar cosas nuevas.
Hace unos días fui a comer con una prima y pedí lo que en la carta llamaban "milhojas de berenjena" con no me acuerdo qué mas... Estaba muy rico y, aunque esta receta apenas se le parece, me dio una idea.
Como siempre digo, todo está en la red y si se te ocurre algo y quieres buscar ideas, normalmente con teclear los ingredientes que deseas poner, siempre hay alguien que lo ha cocinado.
En este caso, la base de la receta es de Karlos Arguiñano, y como él suele decir, es fácil, rico, y con fundamento ;)

Ingredientes ( para dos personas):
-Una berenjena hermosa
-Un tomate hermoso
-Una cebolla
-Un rulo de queso de cabra de esos chiquitos que venden en los supermercados
-Aceite, sal.

Cortar la berenjena en rodajas de un centímetro de grosor, salar y disponerlas en una fuente de horno forrada con papel de hornear.
Cortar el tomate en rodajas de medio centímetro, salar y añadirlas a la fuente de horno.
Programar el horno a 220º y hornear durante 10/12 minutos (o hasta que veais la berenjena blandita).
Mientras, en una sartén con aceite, pochar la cebolla con un poco de sal a fuego lento para que no se queme hasta que esté blandita.
Para presentar el plato, colocar una rodaja de berenjena, encima una de tomate al que le habrás quitado la piel después de asar (sale sola). Encima colocar un montoncito de cebolla pochada y una rodaja de queso de cabra. Repetir una segunda capa de ingredientes y tapar con una rueda de berenjena y un poquito de cebolla pochada.
Para que se sujete bien y no se desmonte al pasar al plato, pinchar en montadito con un palo de brocheta.
Dar un golpe de horno de 4-5 minutos para volver a calentar y servir inmediatamente.
Arguiñano lo acompaña con un puré de manzana, pero tal cual esta perfectamente bueno.


 




sábado

BACALAO SKREI CON GUARNICIÓN



El bacalao skrei sólamente se puede comprar unos meses al año pero merece la pena la espera.
Se captura en aguas noruegas y para mí su característica mas destacada es su carne blanca y firme y cómo se abre en lascas cuando lo cocinas. Su sabor no tiene nada que ver con el bacalao fresco que se compra el resto del año.
En esta ocasión lo he cocinado basándome en una receta que vi a Bruno Oteiza en Canal Cocina.

Ingredientes:


- Un lomo de bacalao skrei
-Dos patatas medianas
-Dos puerros pequeños
-Unos 8-10 tomates cherry
-Medio vaso de albariño
-Un vaso de agua
-Media pastilla de caldo de pescado,aceite sal y pimienta.
-Unas ramitas de perejil
-Harina para rebozar

En una cazuela poner aceite y añadir las patatas peladas y cortadas en láminas de 1/2cm de grosor.
Rehogarlas en el aceite y añadir el puerro en rodajas finas y los tomates cherry lavados y enteros.
Dar unas vueltas para que se mezclen con el aceite y verter el agua y el vino. Salpimentar y agregar las hojas de perejil.
Dejar cocer a fuego medio durante alrededor de 15 minutos vigilando que no se pegue. En el caso de que el líquido se haya evaporado y no esté la patata blanda, añadir mas agua y seguir cociendo.
Una vez cocinado nos quedará una guarnición con una salsa gruesa gracias a la patata que se habrá deshecho.
Por otro lado, poner abundante aceite en una sarten. Cortar el lomo de bacalao en trozos, salarlo y pasar por harina. Freir a fuego fuerte para que se selle el exterior y quede doradito.
Emplatar y añadir la guarnición de patata.
Servir enseguida

martes

MILHOJAS DE CHOCOLATE


Empezamos semana, mes y año.
Y qué mejor manera que con un postre vistoso, rico y muy fácil.
El relleno es muy navideño y podemos utilizar los excedentes de turrón para realizarlo, Pero admite multitud de rellenos (en estos momentos estoy pensando en una variante de fresas y nata).
Lo más entretenido es hacer los círculos de chocolate. Lo demás de un nivel muy básico.
Ana Sevilla lo presentó en su blog estas navidades y creo que la mitad de sus seguidores lo han preparado estas fiestas.

Ingredientes: (para 12 pastelitos de tres capas)


-Una tableta y media de chocolate con leche para fundir
-Una tableta de turrón de Jijona
-200ml de nata
-700ml de nata para montar
-Dos hojas de gelatina
- Crocanti de almendra para adornar.

Con la ayuda de un vaso, dibujar círculos 
en papel de hornear que nos servirán como molde para realizar las capas de chocolate. Yo hice 12 círculos por hoja de papel.
Mientras, fundir el chocolate a baño maría. 
Repartir una cucharilla con chocolate en en centro de cada círculo y con la ayuda de su base ir esparciéndolo por toda la superficie con cuidado de no salirse de la linea. Es importante que la capa de chocolate sea fina para así poder partirlo sin dificultad a la hora de comerlo.

Dejar secar el chocolate. Los últimos 12 círculos espolvorearlos con crocanti de almendra antes de que se solidifique. Serán la tapa de nuestras milhojas

En un recipiente con agua fría, poner a hidratar la gelatina.

Por otra parte poner en una cazuela 200ml de nata a fuego lento y añadir el turrón troceado. Dejar que vaya fundiendo a fuego lento removiendo para que no se nos queme.
Cuando esté disuelto el turrón añadir la gelatina bien escurrida y remover bien para que se integre. Dejar enfriar unos minutos sin que llegue a solidificar.

Montar 700ml de nata a punto firme.

Mezclar la crema de turrón y gelatina con la nata con movimientos envolventes para que no se baje demasiado. Dejar reposar la mezcla metida en una manga pastelera y dentro del frigorífico durante al menos dos horas (yo la dejé toda la noche).

Montar los pastelitos alternando un círculo de chocolate con una capa de crema de turrón hasta hacer dos pisos. Terminar con el círculo de chocolate decorado con  crocanti.
Meter al congelador durante dos-tres horas y sacar a la nevera un rato antes de servir.